COMUNICADO: NUESTRA ASOCIACIÓN EXPRESA SU MÁS PROFUNDO DESACUERDO CON LA SUSPENSIÓN DEL TRAMITE PARLAMENTARIO PARA LA ELIMINACIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES17/06/2020

Desde la asociación de Empresa Familiar de Castilla y León queremos manifestar nuestro más profundo desacuerdo en relación al punto número 84 del acuerdo para la “recuperación económica y social” firmado por las diferentes fuerzas políticas de la Comunidad, en el que se acuerda “suspender el trámite por el que se debate el Proyecto de Ley para la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre familiares directos”.

Por ello queremos declarar los siguientes puntos.

1-. Pensamos que la medida es improcedente e inoportuna para las personas afectadas por COVID19 y en especial para los familiares de los más de 5.000 fallecidos por la enfermedad que están sufriendo no solo la pérdida personal, sino también la pérdida de capacidad adquisitiva

2-. Estamos sorprendidos y decepcionados por el incumplimiento electoral del Partido Popular, ya que esta medida fue anunciada en su programa electoral y ratificada en numerosas ocasiones por distintos miembros del Gobierno regional una vez elegido por los castellanos y leoneses.

3-. Nos sentimos discriminados con otras Comunidades Autónomas en las que este impuesto ha sido ya prácticamente eliminado, lo que pone de manifiesto una desigualdad clara entre territorios en nuestro país.

4-. Nos encontramos ante un impuesto declarado por gran parte de la doctrina jurídica europea como “manifiestamente injusto”, ya que se entiende que se gravan bienes por los que ya se ha tributado con anterioridad.

5-. El efecto recaudatorio es mínimo; el impuesto para familiares directos recauda 38,8 millones de euros (33,9 millones de euros en sucesiones y 4,9 en donaciones), lo cual supone un 0,35% de la cantidad recaudada por todos los impuestos

6-. Entendemos que se trata de una medida partidista e ideológica, muy alejada de lo que necesitamos las empresas y ciudadanos para la reconstrucción económica y del empleo en nuestra tierra.

7-. Este tipo de medidas genera desafección por la Comunidad, por la tierra de la que muchos nos sentimos tan orgullosos y puede acelerar la deslocalización de empresas y la despoblación en favor de comunidades vecinas que no gravan el impuesto.

8-. La medida pone en riesgo la retención del talento de todas aquellas personas que han trabajado toda su vida en la región y perjudica la inversión futura.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.