EL 65 POR CIENTO DE LAS EMPRESAS FAMILIARES AFECTADAS POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS HA APLICADO UN ERTE PARA MITIGAR SU IMPACTO EN EL EMPLEO25/03/2020

El 65% de las empresas familiares afectadas por la crisis del coronavirus ha tenido que aplicar un ERTE como medida para mitigar su impacto negativo en el empleo, tal y como refleja el sondeo realizado por Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) a sus asociados, más de 160 de las principales empresas familiares de la región.

De acuerdo con la encuesta, el 90 por ciento de los empresarios reconoce que la pandemia del COVID-19 está afectando negativamente a sus negocios. Así, el 48 por ciento de las empresas ha tenido que acordar la suspensión total o parcial de su actividad, mientras que otro 30 por ciento la mantiene con restricciones y solo el 22 por ciento opera con normalidad.

Paralelamente, la crisis ha provocado también una disminución en el empleo, que es superior al 40 por ciento cerca de la mitad de los encuestados, aunque llega a superar el 80 por ciento en el 17 por ciento de las empresas.

Con el fin de mitigar su impacto, además del ERTE, las empresas de EFCL han optado también por implantar otras medidas como el teletrabajo (61 por ciento), el adelanto de las vacaciones (46 por ciento) o la reducción de la jornada de sus trabajadores (35 por ciento).

A pesar de la situación, el 88 por ciento de los encuestados cree que una vez que finalice la emergencia sanitaria el empleo se recuperará, si bien el 52 por ciento estima que lo hará con niveles inferiores a los que tenía antes de la irrupción de la pandemia.

Junto al empleo, la crisis del coronavirus también está teniendo repercusiones en las ventas de las empresas familiares, que se han reducido en más del 60 por ciento para la mitad de los encuestados, y también en sus beneficios, con una caída superior al 40 por ciento en el 65 por ciento de las empresas.

En este caso, el 75 por ciento de los empresarios prevé una recuperación de la facturación aunque a niveles inferiores a los de antes de la crisis, y el 71 opina lo mismo de los beneficios.

Por último, la encuesta refleja que el 91 por ciento de los empresarios no cree suficientes las medidas aprobadas por el Gobierno para lograr la recuperación, porcentaje que se reduce al 85 por ciento en el caso de las iniciativas emprendidas por el Ejecutivo regional.

La encuesta forma parte del Plan de Acción contra el Coronavirus puesta en marcha por EFCL con el objetivo de ayudar a sus asociados a afrontar esta situación y que contempla también otras medidas como la organización de jornadas on line, un servicio de información práctica sobre el coronavirus y la puesta en marcha de un buzón de sugerencias específico sobre esta materia.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.