"EMPRESA FAMILIAR EN LAS AULAS": GRUPO TEJEDOR LÁZARO TRANSMITE A LOS ESCOLARES LA IMPORTANCIA DE LA FORMACIÓN Y EL ESFUERZO PARA ALCANZAR EL ÉXITO PROFESIONAL26/03/2021

Alrededor de 40 estudiantes del CEIP Santa Clara de Cuéllar (Segovia) han participado en una sesión de trabajo con el Grupo Tejedor Lázaro como parte del Programa “Empresa Familiar en las aulas” que desarrolla Empresa Familiar de Castilla y León en Segovia en colaboración con la Consejería de Educación.

Los alumnos, que cursan 6º de Primaria, tuvieron la oportunidad de conocer la historia y valores de esta multinacional segoviana radicada en Fuentepelayo de la mano de su directora de Marketing y Comunicación, Sofía Arévalo, quien impartió una charla por videoconferencia en la que transmitió a los escolares la importancia de la formación y el esfuerzo para alcanzar los objetivos marcados.

“Tienes que hacer lo que más te guste y poner todo tu empeño en conseguirlo y en estar aprendiendo todo el tiempo”, explicó Sofía Arévalo a los estudiantes, a los que insistió en que “siempre puedes conseguir estar en el puesto que te propongas, pero hay que soñarlo y pensarlo. Solo hace falta esfuerzo y estar siempre formándose”.

La responsable de Marketing y Comunicación de Grupo Tejedor Lázaro puso como ejemplo de ello la trayectoria de esta empresa familiar, que se inició en el año 1951 de la mano de José Luis Tejedor y Ana Lázaro, dos maestros de escuela de Fuentepelayo que en sus ratos libres daban clases particulares de manera gratuita a los niños de la localidad con menos recursos económicos y que, como agradecimiento, eran obsequiados por sus familias con gallinas, lo que derivó en una primera granja avícola.

“Decidieron emprender y hacer algo nuevo”, precisó Arévalo, quien aseguró que ahora corresponde a los descendientes conservar el legado de sus fundadores. “El grupo tiene vida y debemos seguir cuidándolo y dejarlo a nuestros sucesores igual o mejor que como nos lo dejaron nuestros fundadores”, afirmó.

Para ello, esta empresa familiar se basa en cinco valores fundamentales como son el origen, el buen humor, el esfuerzo, la sostenibilidad y la familia, entendiendo como tal a todas las personas que integran el grupo. “Una empresa son las personas, que somos las que hacemos posible que esa empresa siga ahí, que viva o se muera”, aseguró.

En este sentido, precisó que un elemento diferenciador del grupo es intentar que todas las personas que trabajan en él sean felices para lo que pone a su disposición diferentes herramientas, como son medidas para favorecer la conciliación familiar, la igualdad de oportunidades y su formación, a través de su propia escuela denominada Dibaq Aprende.

“En 1951 eran dos personas y hoy el grupo genera 400 puestos de trabajo directo”, detalló Sofía Arévalo, quien explicó que la compañía está integrada en la actualidad por dos grandes grupos, Dibaq Group, ubicado en Fuentepelayo y cuya actividad es principal es la fabricación de alimentos para perros y gatos y para la acuicultura, y Derwent Group, radicado en Santander y que ofrece servicios para la exportación de los productos de Dibaq Group.

“Queremos un mundo mejor para las mascotas y la acuicultura”, indicó la responsable de Marketing y Comunicación de Grupo Tejedor Lázaro, quien precisó que la compañía también ofrece servicios de ingeniería de granjas de acuicultura y de fábricas de alimentación animal y suministros de materias primas de primera calidad. “No solo hacemos la alimentación, sino que nos encargamos de que en el que el sitio en que estén los animales, estén bien cuidados”, agregó.

La estrategia de futuro del grupo pasa por la innovación y la internacionalización. En este sentido, Sofía Arévalo concretó que además de las sedes de Fuentepelayo y Santander, el grupo dispone también de una planta en la República Checa, dedicada a la producción de alimentos para mascotas y caballos de competición, y cuenta con presencia en 79 países de Europa, África, Asia y América. “Solo nos falta la conquista del quinto continente, Oceanía”, anunció.

No obstante, reiteró el compromiso de la empresa por conservar sus raíces y por continuar con su actividad en su localidad de origen. “Apostamos por Fuentepelayo y seguimos aquí. Con esfuerzo y trabajo todo se consigue”, concluyó.

El Programa “Empresa Familiar en las aulas” continuará en la provincia de Segovia en el mes de abril con la participación de la empresa Naturpellet y dos centros educativos de la provincia, de modo que esta esta iniciativa de fomento del emprendimiento llegará a más de un centenar de estudiantes segovianos.

Diseñado por EFCL, “Empresa Familiar en las aulas” fue implantado por primera vez en Castilla y León durante curso 2018-2019 y desde entonces más de 3.500 estudiantes de toda la Comunidad, así como de Navarra, Castilla-La Mancha y Galicia han podido conocer los valores de la empresa familiar, así como su papel y relevancia en la economía y sociedad.


Volver

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar  Rechazar