Desde su constitución en junio de 1997, la Asociación de Empresa Familiar de Castilla y León ha tenido como objetivo prioritario la defensa de las compañías familiares, motor de la economía productiva y del empleo de la región.

La piedra angular de nuestra actividad está directamente relacionada con la formación. Queremos que los empresarios estén bien formados y debidamente informados para afrontar los desafíos que la empresa familiar tiene que superar para asegurar su pervivencia y desarrollo. En este sentido, consideramos fundamental reflexionar sobre la dimensión óptima que deben tener las empresas para ser capaces de conseguir un crecimiento ordenado que les permita competir con éxito en los mercados globalizados.

También es esencial la formación de los directivos de nuestras empresas, ya que de esta forma se podrán lograr los niveles de profesionalización necesarios para que nuestras compañías alcancen sus metas de modernidad y competitividad.

Del mismo modo, es importante formar a nuestras familias para que, trabajen o no en la empresa, sean responsables y se integren en la dinámica de la empresa familiar.

Desde Empresa Familiar de Castilla y León entendemos que la relación con las Universidades de la región debe suponer la consecución de una meta deseada por todos: la de acercar al mundo universitario la realidad de la empresa familiar a través de la difusión, la investigación y la docencia de los temas que le son específicos. Queremos que las universidades se constituyan en la plataforma para el impulso de nuevas iniciativas y que colaboren en la formación de nuestros futuros directivos.

 

 

 

 

 

 

 


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.