"EMPRESA FAMILIAR EN LAS AULAS"- JESÚS IZQUIERDO (CARTONAJES IZQUIERDO): “POR LOCA QUE SEA LA IDEA, ESTUDIADLA, PERO NO TENGÁIS MIEDO AL FRACASO”19/03/2021

El director Comercial de Cartonajes Izquierdo-Insoca, Jesús Izquierdo Sanz, ha animado a los jóvenes a emprender sus propios proyectos, esforzándose y aprendiendo cada día y manteniendo siempre una actitud proactiva para poder sobreponerse a los fracasos.

Así se lo ha transmitido a los estudiantes del IES Politécnico de Soria que han participado en el Programa de fomento del emprendimiento “Empresa Familiar en las aulas” que desarrolla Empresa Familiar de Castilla y León en colaboración con la Consejería de Educación.

 “Por loca que sea la idea, estudiadla, pero no tengáis miedo al fracaso” afirmó Jesús Izquierdo, quien insistió en que el esfuerzo “es una capacidad que tienes que tener sí o sí” y que el miedo al fracaso es algo que siempre va a existir, “pero se sobrepone y no puede ser una excusa para no emprender”.

En una charla a través de videoconferencia, el director Comercial de Cartonajes Izquierdo-Insoca destacó la importancia de la empresa familiar en la sociedad afirmando que “es el motor económico de España y del mundo”, y citó su vocación de continuidad, junto a la cercanía y el liderazgo, como algunos de sus valores característicos.

Puso como ejemplo de todo ello la empresa familiar de su familia, una compañía cien por cien familiar fundada por su abuelo, Orencio Izquierdo, en el año 1966. “Mi abuelo comenzó en una imprenta y detectó que había un nicho en el mercado del embalaje y se decidió a crear su empresa”, narró Jesús Izquierdo, quien recordó cómo su abuelo “hizo esa empresa con sus propias manos y con sus hijos, construyéndola ladrillo a ladrillo”

Explicó también cómo fue su incorporación a la empresa en el año 2002, primero trabajando en puestos de máquinas y después en otras áreas de la empresa para adquirir conocimientos. “Y una vez que ya conocía lo que realmente fabricábamos, paseé al Departamento Comercial”, área que dirige desde el año 2019. “Tuve la suerte de trabajar con mi abuelo y luego con mi padre y mis tíos”, reconoció.

La empresa fue ampliando su actividad y en el año 1986 construyó su primera planta industrial en la calle Frentes y posteriormente en el polígono de Soria, emprendiendo desde entonces un proceso de expansión que le permite contar hoy con 45.000 metros cuadrados repartidos en dos fábricas en Soria e instalaciones también en Zaragoza, Lleida y en Francia. Además, está en fase de construcción de un moderno almacén de palés automatizado de 20 metros de altura también en la capital soriana.

Actualmente, la empresa tiene una facturación de 42 millones de euros, genera más de 120 puestos de trabajo directos y cuenta con una capacidad productiva de 400.000 metros cuadrados al día de cartón ondulado, “lo que equivale a la carretera de Burgos a Soria”, actividad que los estudiantes pudieron conocer a través de una visita virtual a la empresa.

Jesús Izquierdo avanzó que los planes de futuro de Cartonajes Izquierdo-Insoca pasan por consolidar su expansión fuera de Soria, “lo que no implica que nos vayamos de Soria. “Estaremos aquí hasta que nos echen”, afirmó.

Asimismo, indicó que la compañía también está inmersa en un proceso de innovación y digitalización, en una clara apuesta por la industria 4.0.

Recordó también que la vocación de continuidad de la empresa seguirá estando acompañada por su responsabilidad y compromiso con su entorno, a través de su colaboración con diferentes actividades sociales. “La ayuda al prójimo es algo que va en el ADN de las empresas familiares, al igual que te han ayudado a ti cuando lo has necesitado”, aseveró.

En esta tercera edición del programa participan una docena de empresas y otros tantos centros educativos de toda la Comunidad, con lo que esta iniciativa está llegando a más de 300 estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato de Castilla y León, reforzando así de un modo práctico los contenidos de sus asignaturas relacionadas con la empresa y el emprendimiento.

Diseñado por EFCL, “Empresa Familiar en las aulas” fue implantado por primera vez en Castilla y León durante curso 2018-2019 y desde entonces más de 3.500 estudiantes de toda la Comunidad, así como de Navarra, Castilla-La Mancha y Galicia han podido conocer los valores de la empresa familiar, su papel y su relevancia en la economía y sociedad.


"EMPRESA FAMILIAR EN LAS AULAS": TRABAJO, DEDICACIÓN Y MUCHA ILUSIÓN, RECETAS DE MORALEJO SELECCIÓN PARA EMPRENDER18/03/2021

Trabajo duro, seriedad, honestidad, dedicación y mucha pasión. Esta es la receta para obtener éxito en los proyectos que ha trasladado el director general de Moralejo Selección, Enrique Oliveira, a los alumnos del Colegio Corazón de María de Zamora que han participado en el Programa de fomento del emprendimiento “Empresa Familiar en las aulas” que desarrolla Empresa Familiar de Castilla y León en colaboración con la Consejería de Educación.

El responsable de Moralejo Selección ofreció una charla por videoconferencia a cerca de un centenar de estudiantes de Educación Primaria, Educación Secundaria y de Bachillerato del centro educativo zamorano, a quienes transmitió los valores y trayectoria de la empresa familiar que dirige y que actualmente se encuentra en tercera generación.

“En la empresa familiar, por su vocación de continuidad generacional, nos imprimen los valores del compromiso desde que somos niños”, explicó Oliveira quien agregó que en ellas “se trabaja la cultura del esfuerzo, algo que con el tiempo veréis que es fundamental para alcanzar los objetivos”.

En su charla, el director general de Moralejo Selección narró a los alumnos los inicios de esta empresa nacida hace 15 años, “empezamos de la nada”, y cómo fue evolucionando y transformarse en una moderna compañía del sector agroalimentario, con 300 trabajadores, dos fábricas y presencia en 40 países.

Recordó también su primera toma de contacto con la empresa que ya tenía su familia, a la que acudía primero en verano a jugar acompañando a sus padres y posteriormente comenzó a trabajar “desde abajo”, aprendiendo “el arte de ser empresario”.

“Comencé haciendo de todo”, precisó el empresario, quien insistió en la importancia de conocer no solo la teoría, sino la práctica para generar compromiso y “saber lo que estás gestionando”.

Aunque reconoció todo el esfuerzo y sacrificio que implica ser empresario, también aseguró que “lo bueno que tiene es que vas trazando tu carretea y es muy reconfortante cuando miras atrás´. Además, instó a los estudiantes a sacar siempre una lección de los errores y tener temple y paciencia.

“Hay que estar aprendiendo constantemente y nunca tirar la toalla. No pasa nada por equivocarse”, incidió Enrique Oliveira, quien dijo que, aunque la carrera es fundamental, “tiene que ir acompañada de saber relacionarte y saber esforzarte, ya que nadie te regala nada”.

El Programa “Empresa Familiar en las aulas” incluyó también una visita virtual de los estudiantes a las instalaciones de Moralejo Selección, con la que pudieron conocer un poco más la actividad y retos de esta compañía agroalimentaria situada en la localidad zamorana de Arcenillas.

En este sentido, Enrique Oliveira destacó el arraigo de la empresa con su entorno rural en el que quiere seguir desarrollando su actividad, para lo que reclamó la ayuda de las instituciones facilitando aspectos fundamentales como la conectividad para potenciar la digitalización, que es uno de sus objetivos prioritarios actuales.

“Las conexiones son muy lentas en el mundo rural”, reconoció Oliveira, quien anunció que están trabajando para que llegue a Arcenillas la fibra óptica y con ello acometer una transformación y automatización de determinados procesos, con la incorporación de la robótica e incluso de la visión artificial.

También se refirió a la apuesta firme de Moralejo Selección por la I+D+i para abrirse a más productos y más mercados, ya que “no hay que parar nunca de seguir innovando y no te puedes relajar porque te adelantan por la izquierda”.

Además, puso de manifiesto su compromiso con el medio ambiente a través de diferentes proyectos de economía circular que están poniendo en marcha. “Hay que buscar fórmulas para aprovecharlo todo, como hacían nuestros abuelos”, señaló.

En esta tercera edición del programa participan una docena de empresas y otros tantos centros educativos de toda la Comunidad, con lo que esta iniciativa está llegando a más de 300 estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato de Castilla y León, reforzando así de un modo práctico los contenidos de sus asignaturas relacionadas con la empresa y el emprendimiento.

Diseñado por EFCL, “Empresa Familiar en las aulas” fue implantado por primera vez en Castilla y León durante curso 2018-2019 y desde entonces más de 3.500 estudiantes de toda la Comunidad, así como de Navarra, Castilla-La Mancha y Galicia han podido conocer los valores de la empresa familiar, así como su papel y relevancia en la economía y sociedad.


LA FORMACIÓN DE LOS ACCIONISTAS Y SU CAPACIDAD DE COLABORACIÓN Y COMUNICACIÓN, DETERMINANTES PARA LA CONTINUIDAD DE LA EMPRESA FAMILIAR18/03/2021

La capacidad de la familia para colaborar, comunicarse y relacionarse de una manera armónica es uno de los aspectos más relevantes para las familias empresarias y que más impacta en su continuidad, de ahí que sea vital formar e informar a los accionistas para evitar situaciones críticas.

Esta es una de las conclusiones de los dos talleres prácticos sobre comunicación y resolución de conflictos organizados los días 10 y 17 de marzo por Empresa Familiar de Castilla y León dentro de su ciclo Ciclo “6 Capítulos Esenciales” que patrocinan Bankia, Vodafone, Sanitas y Aon.

Los talleres fueron impartidos por Francisco Varela y Neus Feliu, socios de la firma Lansberg Gersick & Associates, quienes apuntaron que la formación de los accionistas debe ser prioritaria en la empresa familiar, ya que si el accionista no está capacitado en unos niveles mínimos es difícil que pueda involucrarse activamente en un modelo de gobierno donde se requiere una distinción entre lo que significa ser accionista y ser gestor.

“La educación o la capacitación es el ingrediente más importante sin el cual la continuidad no se puede alcanzar”, aseguró Neus Feliu, quien explicó que a medida que se produce el relevo generacional en las empresas familiares aumenta el número de accionistas, por lo que también aumenta la necesidad de formarlos y capacitaros por de lo contrario, “la distancia entre ellos y algunas decisiones que tengan que tomar como accionistas será mayor”.

En este sentido, señaló que según un estudio que están realizando en su firma, los jóvenes de las nuevas generaciones quieren conocer, quieren estar informados y quieren tener un rol activo, lo que no quiere decir que necesariamente quieran gestionar la empresa.

“Por tanto es importante que, si ellos tienen la inquietud de tener una voz, también se les pueda capacitar y formar para que su voz sea una voz responsable y una voz con compromiso”, añadió.

A su vez, Francisco Varela incidió en que es en momentos de crisis como el actual en los que tener un accionista que esté informado, que esté educado y que sea un accionista responsable da un retorno positivo a la empresa, dado que “va a entender los sacrificios que hay que hacer, porque si no hubiese hecho esa inversión en educación probablemente sería muy complicado convencerle para la toma de decisiones que se necesitan en una situación como la que estamos viviendo”.

Junto a la formación, ambos expertos también pusieron de manifiesto el papel clave de la comunicación en la resolución de conflictos en el seno de las empresas familiares, otro aspecto fundamental para su continuidad y que se debe trabajar en las familias empresarias con el fin de conseguir la capacidad de colaborar en armonía entre sus miembros.

Advirtieron que disponer de unas normas o protocolo familiar no son garantía para la resolución de los conflictos, sino que cuando se recurre a ellas en muchas ocasiones “ya estamos en un punto de difícil retorno”.

Abogaron por un cambio cultural en el que “en lugar de ver qué dice la letra o la norma, empecemos a abordar los problemas con conversaciones”, precisó Neus Feliu, quien insistió en que es preciso “desarrollar a las personas, trabajar con las personas para aumentar esa capacidad de comunicación y de trabajo en equipo, y para ayudarles a colaborar como accionistas”.

En este sentido, detallaron que, junto a esa comunicación, para que un grupo de personas tenga esa capacidad de colaborar en armonía también son básicos la motivación, la contribución, la cohesión y el desempeño.

“Necesitamos que los individuos estén motivados y con la energía suficiente para dar todo lo que tienen que dar en ese grupo”, apuntó Francisco Varela, quien agregó que también es preciso integrar a esa persona en ese grupo para que aporte sus fortalezas.

Además, el grupo debe tener una cohesión, es decir, que sus miembros confíen unos en otros y compartan unos valores que les permitan tener una comunicación con empatía, y que el grupo cuente también con una visión clara y alineada de sus objetivos y metas.

Estos talleres prácticos se reanudarán en abril con nuevas sesiones sobre la digitalización y se prolongarán hasta el mes de octubre con seminarios sobre el mercado online, las tendencias y los mercados.


EL DIRECTOR GENERAL DE MADISON ANIMA A LOS ESTUDIANTES DEL PROGRAMA “EMPRESA FAMILIAR EN LAS AULAS” A ASUMIR RETOS CREANDO SU PROPIA EMPRESA15/03/2021

El director general de MADISON Experience Marketing, Daniel Redondo, ha alentado a los estudiantes a asumir riesgos y retos en la vida personal y profesional creando su propia empresa, “porque lo que podéis conseguir es desarrollaros personalmente, hacer lo que os gusta y sobre todo algo que nadie os puede quitar y es que compráis vuestro tiempo, y eso no tiene precio”.

“Como sois el futuro y lo que tenéis que hacer es intentar cambiar el país un poco en la medida cada uno de vuestras posibilidades, yo os animo a montar una empresa”, afirmó Daniel Redondo, quien añadió que ser empresario “depende del riesgo que quieras asumir en la vida”, lo que va en función de la personalidad de cada uno.

“Al final, perseguir algo que te gusta puede acabar derivando en que te dediques a ello de una manera o de otra”, precisó el empresario, quien motivó a los estudiantes a tener claro lo que quieren ser para poder alcanzarlo. “Al final las empresas son extensiones de las pasiones de las personas”, agregó.

El director general de Madison participó en el Programa de fomento del emprendimiento “Empresa Familiar en las aulas” que desarrolla Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) con la colaboración de la Consejería de Educación impartiendo una charla a los alumnos del IES La Merced de Valladolid, a quienes aseguró que para poner en marcha una empresa “no hace falta tener un solo euro en el bolso ni que vuestra familia tenga dinero, sino que lo que tenéis que tener es ilusión y muchas ganas de tener un proyecto en la cabeza”.

No obstante, advirtió que ser empresario conlleva también llevar una mochila que “se llama preocupaciones: muchas preocupaciones encima de tu espalda y además inimaginables”.

Daniel Redondo también aconsejó a los estudiantes a formar un equipo con personas que te complementen, y a desarrollar una serie de habilidades que no se estudian en los institutos ni en las universidades y que son clave para su carrera profesional y para desarrollar una empresa. “Tan importante es la clase como el recreo”, apuntó.

Durante su charla, Daniel Redondo estuvo acompañado de Teresa Cetulio, directora de Relaciones Externas de Madison Sports Marketing, quien explicó a los estudiantes las diferentes ramas de actividad de esta empresa vallisoletana aportando contenido audiovisual para hacer la charla más cercana a los alumnos.

MADISON se ha posicionado como un grupo de referencia a nivel nacional e internacional en servicios globales de marketing, apoyados tecnología puntera (blockchain, cloud computing, data science, etc), adaptándose a las necesidades de sus clientes. Fruto de su expansión cuenta con tres oficinas en España y una sede en Lima (Perú).

Su modelo de negocio le permite cubrir todo el ciclo de vida de sus clientes gracias sus unidades de negocio que, aunque independientes en sí mismas, comparten sinergias ofreciendo un portfolio de servicios avanzado e innovador.  

Su portfolio de servicios cubre el ciclo de vida del cliente de forma integral desde una perspectiva de customer journeyque abarcan desde la gestión de eventos, comunicación, firma electrónica hasta servicios de atención al cliente. Actualmente cuenta con tres oficinas de España y otra en Perú en las que trabajan más de 2.000 personas.

En este sentido, Cetulio precisó que este año, y debido a la pandemia, “hemos cambiado todo este tipo de modelos y nos hemos tenido que reconvertir y hacer otro tipo de eventos, virtuales y mixtos”. “Lo que estamos haciendo también es un proceso de generación de creatividad, de cambio, para ver cuál va a ser nuestro futuro”, anunció.

Destacó que, en todo ello, un pilar muy importante es la tecnología. “Para nosotros, estar basados en la tecnología es lo que nos ha hecho crecer y mantenernos también en una situación tan complicada como la que estamos viviendo con el coronavirus”, afirmó Cetulio.

Incidió también en otro de los valores de Madison como es su compromiso con la sociedad. Como ejemplo de ello detalló dos iniciativas puestas en marcha por la empresa durante la pandemia como son “El deporte vuelve a latir”, una campaña de apoyo al deporte durante la cuarentena, y “El Teléfono del mayor”, la creación de una línea telefónica de acompañamiento psicológico para las personas mayores.

“Es importante cuando tienes una empresa hacer acciones sociales que reviertan en algunos colectivos y que puedan ayudar. Esto es algo fundamental para nosotros”, concluyó.

Junto a Madison, también participa en la provincia de Valladolid en esta tercera edición del Programa “Empresa Familiar en las aulas” la empresa Bodegas Grupo Yllera. En total, en la iniciativa están tomando parte una docena de compañías familiares de toda la Comunidad, que están trasladando su experiencia emprendedora a más de 300 alumnos de 14 centros educativos de todas las provincias de la región.

Diseñado por EFCL, el Programa “Empresa Familiar en las aulas” fue implantado por primera vez en Castilla y León durante curso 2018-2019 y desde entonces más de 1.700 estudiantes de toda la Comunidad han podido conocer los valores de la empresa familiar, así como su papel y relevancia en la economía y sociedad.

 


GRUPO GERARDO DE LA CALLE FOMENTA EL EMPRENDIMIENTO ENTRE LOS ESTUDIANTES BURGALESES A TRAVÉS DEL PROGRAMA “EMPRESA FAMILIAR EN LAS AULAS”11/03/2021

El programa “Empresa Familiar en las aulas”, puesto en marcha por la asociación Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) con la colaboración de la Consejería de Educación, ha recalado por tercer año en Burgos para fomentar el emprendimiento entre los estudiantes y dar a conocer los valores de este tipo de compañías, que son el 90% del tejido empresarial de la región y representan el 66% del PIB y el 73% del empleo en el sector privado de la Comunidad.

Dentro de esta iniciativa, el consejero ejecutivo de Grupo Gerardo de la Calle, Alberto de la Calle, mantuvo un encuentro virtual con una veintena de alumnos del IES Vela Zanetti de Aranda de Duero, para trasladarles la historia de emprendimiento que hay detrás de esta compañía familiar, y su evolución hasta la actualidad.

Durante la charla, el empresario narró a los alumnos los orígenes de esta empresa, fundada por sus padres, Gerardo de la Calle y Carmen Ortega, en los años 70, inicialmente dedicada al transporte de áridos.

Explicó cómo la empresa fue ampliando su actividad a otros ámbitos como el hormigón, siempre en función de las necesidades del cliente y bajo la filosofía de “hacerlo bien y seguir haciéndolo bien”, valores que hoy se traducen como calidad e innovación.

“Hicieron un equipo los dos y después fueron incorporando más personas al equipo”, explicó Alberto de la Calle, quien agregó que “las empresas familiares somos muchas veces simplemente un sueño que se ha llevado a cabo. El emprendimiento te permite realizar tu sueño”.

Actualmente, es la segunda generación de la familia, integrada por cuatro hermanos, la que está al frente del proyecto empresarial, hoy convertido en el Grupo Gerardo de la Calle, que está integrado por Hormigones y Excavaciones Gerardo de la Calle, que fue la que fundaron sus padres; Artepref, reconocida como una de las empresas con mayor crecimiento de España; Artepref Renovables, De la Tierra y Prado Sport. En conjunto, el grupo genera más de 300 puestos de trabajo directos y otros 100 indirectos.

“Hemos intentado crecer siempre aquí, en Aranda, evolucionando el producto para dotarle de más valor añadido para nuestros clientes”, señaló Alberto de la Calle, quien destacó el arraigo del grupo con su entorno y su apuesta por “hacer cosas en la tierra”, con proyectos como el Polígono Industrial Prado Marina que ha promovido.

Junto a la charla, el programa “Empresa Familiar en las aulas” prevé también la visita de los estudiantes a la sede de las empresas participantes para que puedan conocer en persona su actividad y organización, actividad que este año, y debido a la pandemia, se realizará a través de una visita virtual en una segunda sesión de trabajo.

En esta tercera edición, el Programa “Empresa Familiar en las aulas” llegará a más de 300 estudiantes de Primaria, ESO y Bachillerato de una docena de centros educativos de Castilla y León de la mano de otras tantas empresas familiares.

Su finalidad es contribuir a reforzar de un modo práctico los contenidos de las asignaturas relacionadas con la empresa y el emprendimiento que forman parte del currículo académico de los estudiantes.

Diseñado por EFCL, “Empresa Familiar en las aulas” fue implantado por primera vez en Castilla y León durante curso 2018-2019 y desde entonces más de 3.500 estudiantes de toda la Comunidad, así como de Navarra, Castilla-La Mancha y Galicia han podido conocer los valores de la empresa familiar, así como su papel y relevancia en la economía y sociedad.



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar  Rechazar