#COMPROMISOEFCL: NUESTRA ASOCIACIÓN ENTREGA 336.000 EUROS Y 80 TONELADAS DE PRODUCTOS A LOS BANCOS DE ALIMENTOS DE LA COMUNIDAD20/05/2020

Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) ha hecho entrega de 336.000 euros y 80 toneladas de productos a la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León (FEBACYL) destinados a paliar la emergencia social creada como consecuencia de la crisis del Covid-19.

Según los cálculos de los bancos de alimentos, estas donaciones servirán para ayudar a más 600 familias de la región que se encuentran en situación de vulnerabilidad, proporcionándoles productos básicos durante un año.

Las donaciones son el resultado de la campaña solidaria #CompromisoEFCL promovida por EFCL entre sus asociados para apoyar a quienes están sufriendo las graves consecuencias económicas y sociales generadas por el coronavirus y ayudar a los Bancos de Alimentos de la región a atender la importante demanda que están recibiendo.

La iniciativa obtuvo el respaldo de un gran número de empresas de EFCL como Grupo Ibervalles, que hizo una aportación de 150.000 euros, así como de otras compañías familiares como Barcolobo, Zarzuela, Prosol, Industrias Cárnicas Iglesias, Grupo Yllera, Sáenz Suministros Industriales, Electricidad Eufon, Grupo Ecoespacio, Grupo Gerardo de la Calle, Entrepinares, Bio3, Jamones Aljomar, Legumbres Luengo, Grupo Helios, Dulces Galicia, Industrias Maxi, Dehesa de los Canónigos, Elpa, Cerealto Siro, Grupo Miguel Vergara, Huercasa, Florbú, y Grupo Oblanca, que en algunos casos promovieron además una campaña solidaria entre sus trabajadores.

Además, la empresa Transleyca, también asociada a EFCL, ha sido la encargada de gestionar de manera gratuita la logística para el transporte de los productos a los bancos de alimentos de la región.

La campaña contó también con la participación de CaixaBank, que hizo una donación de 150.000 euros, así como de empresas pertenecientes a la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), como es el caso de La iscariense, Bimbo y The 42 Degrees Company.

Todas estas aportaciones están siendo distribuidas por FEBACYL entre los 10 Bancos de Alimentos de la comunidad autónoma en función de las necesidades que presenten cada uno de ellos.

El presidente de EFCL, César Pontvianne, acompañado del director del Área de Negocio Salamanca y Zamora de CaixaBank, Carlos Arruti, hizo entrega el 20 de mayo de sendos cheques simbólicos con el resultado de la campaña al presidente del Banco de Alimentos de Salamanca, Godofredo García, que actuó en representación de la federación de Castilla y León.

Durante la entrega, Pontvianne agradeció la importante labor que realizan estas instituciones, con las que habitualmente ya colaboran muchas empresas asociadas a EFCL, y recordó el compromiso y responsabilidad con la sociedad como señas de identidad de la empresa familiar, valores que son especialmente relevantes en situaciones de emergencia social como la que nos encontramos.


LAS EMPRESAS FAMILIARES REIVINDICAN SU COMPROMISO COMO ESPACIOS DE TRABAJO SEGUROS A TRAVÉS DE LA IMPLANTACIÓN DEL SELLO DE GARANTÍA BSAFE19/05/2020

Con el objetivo de reforzar la seguridad y confianza de empleados, proveedores y clientes, Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) y la Asociación de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM) han iniciado el diseño y puesta en marcha del sello de garantía BSafe, que certificará que las empresas adheridas cumplen unos requisitos de higiene, limpieza y distanciamiento social orientados al control y prevención del Covid-19, que las acreditan como espacios de trabajo seguros.

La finalidad de esta certificación es afianzar la confianza del consumidor para recuperar el ritmo normal de la actividad económica que permita superar cuanto antes la crisis causada por el coronavirus y, con ello, que las empresas familiares puedan seguir con su vocación de crear riqueza y empleo y contribuir al desarrollo de la sociedad.

“Creemos que va a ser una herramienta necesaria para mantener el empleo al máximo, que es lo que siempre perseguimos”, explicó durante la presentación de la iniciativa la vicepresidenta de EFCL, Rocío Hervella, quien añadió que este certificado también va poner de manifiesto los valores de arraigo, esfuerzo y compromiso con la sociedad que caracterizan a la empresa familiar.

Hervella agregó que este sello común va a permitir también recuperar la reputación, no tanto de las empresas familiares, sino de la marca España, que, a su juicio, no ha salido bien parada de la crisis sanitaria por la falta de previsión y planificación que hizo que se convirtiera en una crisis de salud pública que ha llevado a una crisis económica que es hoy la principal preocupación para un gran porcentaje de ciudadanos.

“De cómo afrontemos esta crisis dependerá nuestra competitividad, nuestra sostenibilidad y también nuestra legitimidad social”, añadió la vicepresidenta de EFCL, quien recordó que el sello no va a ser la única herramienta que van a necesitar las empresas para salir de la crisis, pero servirá para proteger en primer lugar a las personas y en segundo lugar a las empresas, “para ir lo más rápido posible y mantener todo el empleo que podamos”.

La certificación BSafe está siendo implementada en colaboración KPMG y prevé el desarrollo de unos rigurosos protocolos de higiene, limpieza y distanciamiento social, que deberán ser adoptados por las empresas que quieran adherirse a este certificado, que será emitido por Empresa Familiar Castilla León y ADEFAM.

Para su obtención, las empresas candidatas serán objeto de una revisión por parte de un equipo independiente, que será el encargado de validar si han incorporado de forma efectiva los requerimientos establecidos en los protocolos y que abarcan, entre otros aspectos, medidas de higiene personal y de distanciamiento, controles de higiene, limpieza y trazabilidad, medidas de monitorización sobre los empleados y sobre terceros, proveedores y contratistas, así como protocolos de actuación en caso de darse un positivo.

Las empresas que superen todos estos requisitos recibirán el certificado BSafe, con el que podrán demostrar a sus trabajadores y clientes que disponen de un sello de calidad que las habilita como establecimientos confiables para el consumidor.

El sello fue presentado el 19 de mayo a los socios de EFCL y ADEFAM durante un seminario online que contó con la participación de los presidentes de ambas asociaciones, César Pontvianne y Alberto Zoilo Álvarez, respectivamente, quienes destacaron la importancia de esta iniciativa dado que permitirá recuperar la confianza necesaria para alentar un consumo imprescindible para reactivar la economía.

Por su parte, el consejero delegado de KPMG, Juan José Cano, explicó que las empresas familiares juegan un papel muy destacado en la recuperación de la actividad y el empleo, de ahí que sea vital que tomen la iniciativa para “salir delante de la forma más rápida y confiable posible”

“El sello que hoy os presentamos pone en valor el papel de las asociaciones como impulsoras y apoyo para las empresas en la recuperación de la normalidad, pero sobre todo el valor del esfuerzo conjunto y la cooperación”, precisó el consejero delegado de KPMG, quien insistió en que el sello pretende sobre todo “transmitir de forma rotunda y rigurosa seguridad al mercado y a todos vuestros stakeholders”.

Plan Coronavirus EFCL

La creación del sello BSafe es otra de las iniciativas que forman parte del Plan de Acción contra el Coronavirus puesto en marcha por EFCL para ayudar a las empresas que integran la asociación, más de 160 compañías de toda la Comunidad, líderes en sus respectivos sectores, cuya facturación global equivale al 19,50 por ciento del PIB regional y dan empleo 10,50 por ciento de la población ocupada de Castilla y León en el sector privado.

 


EMPRESA FAMILIAR DE CASTILLA Y LEÓN Y EL AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID COINCIDEN EN LA NECESIDAD DE MANTENER LA INVERSIÓN MUNICIPAL Y APOYAR A LAS EMPRESAS LOCALES15/05/2020

Una representación de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) mantuvo el 15 de mayo un encuentro telemático con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en el que se puso de manifiesto la necesidad de mantener las inversiones previstas por el consistorio para seguir generando actividad económica y con ello el mantenimiento del empleo en la ciudad.

Asimismo, los empresarios familiares trasladaron a Puente la conveniencia de favorecer a las empresas locales en los pliegos de contratación y solicitaron apoyo para aquellas empresas sin actividad que no pueden acogerse a ERTES por causa mayor, articulando ayudas directas como la exención de impuestos y tasas municipales.

En este sentido, los socios de EFCL mostraron su preocupación por los efectos negativos que puede originar sobre la actividad empresarial la subida de impuestos que baraja el Gobierno, ya que, a su juicio, en estos momentos puede desincentivar futuras inversiones y, con ello, el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo.

Además, lanzaron la propuesta de utilizar el aeropuerto de Villanubla como aeropuerto internacional receptor de visitantes extranjeros, a modo de corredor aéreo seguro para quienes quieran venir a España.

Según explicó el alcalde a los empresarios, el objetivo del consistorio es no paralizar las inversiones y seguir apostando por el sector de la construcción y la obra pública dado que es un sector que genera empleo e influye en el resto de la economía.

En esta línea, destacó la buena situación de la sociedad Valladolid Alta Velocidad, en la que no se han parado las aportaciones de las administraciones, por lo que dispone actualmente de 70 millones de euros para afrontar las intervenciones previstas en este mandado, y que podrán incrementarse hasta los 100 millones a final de año.

Además, recordó que Valladolid es el ayuntamiento de Europa que más contrata con pymes, un 75% del total de los contratos y el 56% del importe total contratado, lo que permite incrementar el peso del sector local. De hecho, según indicó, el 58% del total adjudicado en 2019 fue a empresas vallisoletanas.

Por otra parte, Puente anunció que el ayuntamiento está barajando un sistema de ayudas a fondo perdido, con unas inyecciones de liquidez de un máximo de 6.000 euros, “ya que no tenemos un volumen de recursos para hacer una inyección de liquidez más grande, pero pueden servir para pequeños negocios”.

También detalló que el ayuntamiento está trabajando en una instrucción para poder flexibilizar y ampliar la instalación de terrazas allí donde sea posible, y que también está estudiando la exención de la tasa de terrazas para este año.

Puente destacó también la incorporación de casi 28 millones de euros de remanente al presupuesto de este ejercicio por la vía del fondo de contingencia, lo que ha permitido habilitar partidas para atender a la población y a sectores económicos que están sufriente más con la crisis, como es la hostelería, el turismo y la cultura.

“Tenemos nuestra economía saneada y si es necesario acudir el año que viene al endeudamiento lo haremos, porque creemos que lo necesita la ciudadanía”, anunció Puente.

Durante el encuentro, los empresarios también se interesaron por la situación sanitaria de Valladolid, sobre la que el alcalde anunció que ya está próxima a entrar en las cifras que exige la Junta de Castilla y León para pasar de fase, por lo que el objetivo es poder reclamar el lunes 25 pasar a la fase 1 de desconfinamiento.

La jornada contó con la intervención del presidente de EFCL, César Pontvianne, quien mostró la disposición de la asociación y de sus empresas de colaborar con el ayuntamiento para hacer frente a la situación de crisis causada por el Covid-19.

“Desde el minuto uno todos nuestros equipos se han puesto al servicio de interés general con dos palabras que siempre hemos manejado: compromiso y responsabilidad”, señaló Pontvianne, quien agregó que los empresarios familiares pueden aportar ahora más soluciones para mejorar la situación de emergencia económica que vamos a vivir “y que va a ser muy profunda y más duradera de la que pensábamos en un primer momento”.


ENCUENTROS ONLINE "LA EMPRESA FAMILIAR COMPARTE": LAS EMPRESAS FAMILIARES DEL SECTOR AGROALIMENTARIO PIDEN QUE SE PONGA EN VALOR EL SECTOR Y SE INCENTIVE EL CONSUMO15/05/2020

El ciclo de encuentros online "La empresa familiar comparte" organizado por las 18 asociaciones territoriales de empresa familiar de todo el país entre ellas Empresa Familiar de Castilla y León, celebró el 14 de mayo el encuentro “Sector Agroalimentario: innovación, calidad y compromiso en la crisis del COVID-19”, en el que se ha analizado el presente y el futuro del sector así como los retos a los que se enfrenta ante la actual situación.

La nueva sesión fue organizada por las asociaciones de empresas familiares de Extremadura, Castilla la Mancha y La Rioja y contó con la presencia de Clemente Loriente Calonge, consejero delegado de Incarlopsa; José María Naranjo Mejías, responsable de Mercado Internacional y director de Marketing de Tany Nature, y Fernando Baroja Mazo, director general de Grupo Cidacos.

Los tres empresarios participantes en la mesa redonda coincidieron en resaltar que hay que poner en valor el sector “como pilar básico”, claramente demostrado durante esta pandemia, así como en la necesidad de “establecer alianzas entre grupos de empresas para exportar e invertir en I+D”. También destacaron el papel fundamental de los trabajadores y empresas colaboradoras, “que se han volcado en esta situación”.

Asimismo, los participantes en el encuentro subrayaron la importancia de “velar por la protección y la seguridad de clientes y trabajadores en todo el proceso productivo”, así como por la necesaria interrelación con colaboradores y trabajadores para establecer una hoja de ruta clara.

Todos coincidieron en que el futuro se presenta incierto pero hay que afrontarlo con optimismo porque “acabamos saliendo de todas las crisis”, si bien, para ello es necesario la puesta en marcha de incentivos que fomenten el consumo, y explorar nuevos mercados, una vez que se produzca la apertura de las fronteras, ya que el consumo nacional se verá negativamente afectado.

Destacaron también que esta pandemia obligará a las empresas a reinventarse para ofrecer un producto de calidad, seguro y a menor coste, optimizando el canal de distribución.

Por último defendieron y pusieron en valor la figura del empresario, denostada en estos tiempos, y que es fundamental para salir de la crisis, destacando la importancia que tiene para el futuro de las empresas elegir a los mejores “compañeros de viaje” (proveedores, clientes, colaboradores, etc.).

El ciclo “La empresa familiar comparte” es organizado conjuntamente por 18 asociaciones territoriales de empresa familiar de todo el país, que aglutinan a más de 1.200 empresas de todos los sectores y representan el 10 % del PIB nacional. El objetivo de estos seminarios es ayudar a las empresas familiares a afrontar la actual crisis sanitaria, económica y social. Para ello, en las jornadas participan destacados empresarios y expertos con los que se profundiza en cuestiones de gran interés para retomar cuanto antes la actividad empresarial.


#COMPROMISOEFCL: GRUPO IBERVALLES, DE LA FAMILIA ISIDRO RINCÓN, DONA 150.000 EUROS PARA LA CAMPAÑA SOLIDARIA DE EMPRESA FAMILIAR DE CASTILLA Y LEÓN EN FAVOR DE LOS BANCOS DE ALIMENTOS14/05/2020

Grupo Ibervalles, sociedad propiedad de la familia Isidro Rincón, fundadora de la empresa Europac, ha hecho una donación de 150.000 euros para la campaña solidaria puesta en marcha por Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL) para ayudar a los Bancos de Alimentos de la región a atender las necesidades de las familias afectadas por la crisis del Covid-19.

Grupo Ibervalles es además de una de las empresas promotoras de esta iniciativa solidaria, en la que la familia Isidro Rincón también colabora con la donación de un millar de botellas vino de la bodega Barcolobo, una de las empresas que integran el Grupo Ibervalles.

La iniciativa en favor de los Bancos de Alimentos de Castilla y León ya ha recabado también el apoyo de numerosas empresas familiares asociadas a EFCL como Zarzuela, Prosol, Industrias Cárnicas Iglesias, Grupo Yllera, Sáenz Suministros Industriales, Electricidad Eufon, Grupo Ecoespacio, Grupo Gerardo de la Calle, Bio3, Jamones Aljomar, Legumbres Luengo e Industrias Maxi, que han realizado donaciones económicas y en especie, promoviendo además en algunos casos una campaña solidaria también entre sus trabajadores.

Además, la empresa Transleyca, también asociada a EFCL, está gestionando de manera gratuita la logística para el transporte de los productos a los bancos de alimentos.

Igualmente, están colaborando con la campaña empresas como La iscariense, Bimbo y The 42 Degrees Company que forman parte de la Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), entidad que también se adherido a esa iniciativa social, al igual de Caixabank.

Todas las donaciones están siendo coordinadas a través de la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León (FEBACYL) para su distribución proporcional entre los 10 Bancos de Alimentos de la comunidad autónoma en función de las necesidades que presenten cada uno de ellos.

El objetivo de #CompromisoEFCL es poder ayudar a los Bancos de Alimentos de la región a atender la importante demanda que están recibiendo como consecuencia de la crisis originada por el coronavirus, y que, según los cálculos de estas entidades, va a provocar que el número de beneficiarios pase de 58.000 a 100.000.



Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, aceptas el uso que hacemos de ellas [+]. Aceptar.